Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info. Qué ignorita más bonita. Relatos, fotografía y filosofía.: Willa Cather y sus obras: Uno de los nuestros, Mi Ántonia, Una dama extraviada

16 de octubre de 2016

Willa Cather y sus obras: Uno de los nuestros, Mi Ántonia, Una dama extraviada


Willa Cather… ¿A que no les suena? Quizá sí y, simplemente, yo he caído en “El ladrón se piensa que todos son de su condición”. La conocía de nombre, pero muy de lejos. Y hace poco leí tres libros de ella seguidos. No porque me arrebataran (sí me gustaron mucho) sino porque quise tener más conocimiento de causa, ya que iba a escribir sobre esta escritora después de leer el primero. Fue Uno de los nuestros, por el que obtuvo el premio Pulitzer en 1923. El segundo, Mi Ántonia (la tilde no es un error), me pareció mejor que el anterior, y el tercero, Una dama extraviada, el mejor de todos.
Se la considera una de las autoras más destacadas del modernismo americano, y nació en una época y lugar en donde a las mujeres les estaba vedado incluso soñar con dedicarse a la literatura. Si ahora no se nos abren las puertas tanto como a los hombres, imagino que en esos tiempos aquellas estarían cerradas con siete trancas. Estoy hablando de Virginia (EE.UU) y de 1873 el año que la vio nacer (o 1875, incluso en el 76 otras fuentes). Cierto que no tuvo la vida convencional que se espera de una mujer de esa época, dedicada al cuidado de doce chiquillos y entre moco y moco cultivando tomates o elaborando mermeladas. Primero, porque no se casó y, segundo, sus gustos amorosos no parecen ser de los más típicos para aquel principio de siglo.
Ya apuntaba maneras de distinción (no referido este sustantivo a la elegancia, sino a la diferenciación) desde su primera juventud. Con toda probabilidad que se daría cuenta de que siendo hombre el mundo era más sencillo, por eso le dio por firmar sus cartas con el nombre de William y vestirse y peinarse como tal. 
Si bien en la biografía de un escritor apenas se nombra con quien vivió o se casó, en la de Willa Cather suele destacarse su lesbianismo y se menciona a las mujeres con las que compartió su existencia. Yo solo nombraré a Edith Lewis, con quien pasó una gran parte de aquella, desde 1908 a 1947. Pese a esta y otras relaciones quiso trasmitir la imagen de que no le interesaba la sexualidad, ni el amor, porque ya estaba comprometida con la literatura; de ahí que eludiera hablar de su vida privada. En aquellos años la confesión de homosexualidad no sería muy aplaudida.
Nació en Virginia, pero a los nueve años su familia se trasladó a un rancho de Nebraska. Allí se empapó de la vida de los pioneros que venían de Hungría, Alemania, Holanda,.. Le debió de impactar bastantela dureza de sus costumbres pues escribió varias novelas sobre ellos, como, por ejemplo, Mi Ántonia.
Tras graduarse en la Universidad de Nebraska trabajó de periodista en Pittsburg. Luego dio clases de latín y griego en un instituto de secundaria. Tras el periodismo y la enseñanza, decidió dedicarse por completo a la literatura, y se instaló en Nueva York.
 Escribió novelas (doce), relatos, poesía, críticas, reseñas y artículos periodísticos. La primera de sus novelas la publicó después de cumplidos los 40, pese a que escribía desde muy joven. Siguió haciéndolo hasta que murió, a los 73 años, en abril de 1947. Ya saben, no hay jubilación para los escritores. Cuando algo se hace por necesidad o placer no llegas a los 65 diciendo: “Ya está”.
En sus libros se revela un estilo sencillo, claro, visual; con predominio de las situaciones y los personajes en vez de los argumentos. De hecho, poco ocurre en sus novelas. Construye a la perfección esos personajes que se completan con atmósferas que le dan vida y sentido. No despierta intriga sus tramas, sin embargo, no deseas acabarlas porque llegas a formar parte de su ambiente, o este de ti.
Le preocupaba el contraste entre lo viejo y lo nuevo; entre el campo y la ciudad o entre un mundo que se perdió (el de los pioneros americanos preocupados por humanizar la tierra, sacar lo mejor de ella y crear una sociedad) y la nueva cultura, alejada de la que absorbió en su niñez. Otro de los temas es el de la pérdida, tanto de los seres queridos como el de un modo de vida ya caduco, pero que añora por sus valores.
La primera que leí fue Uno de los nuestros (no tiene nada que ver con la película de Martín Scorsese titulada igual). Se desarrolla en el campo y el protagonista es un joven, Claude Wheeler,  que ansía ir a la ciudad, estudiar y ampliar su cultura. Este muchacho con inquietudes formativas admira y frecuenta a una familia que se mueve en un ambiente más refinado que el suyo, desde el punto de vista intelectual. Pero sus expectativas se verán frustradas porque debe someterse a las necesidades familiares, entre las que se encuentra el cultivo de la tierra. Se casará con una joven que también tiene sus propias aspiraciones y que no parecen ser comunes. Finalmente, EEUU interviene en la Primera Guerra Mundial y muchos chicos americanos se alistan como si fueran a una apasionante aventura. Claude también. Y en Francia se desarrolla, en combate, la última parte de la obra. Reitero, no es una novela de argumento trepidante, sí de personajes y situaciones.
La segunda que leí fue Mi Ántonia. Comienza con la llegada de un joven, tras quedarse huérfano, al campo donde viven sus abuelos.  Allí acaba de llegar también una familia de inmigrantes centro europeos con la que coincidió en el tren que lo condujo a Nebraska, donde se instala esta familia y viven los abuelos de Jim Burden, el protagonista. Si bien los segundos viven en mejores condiciones, la primera pasará por múltiples precariedades. El chico, en el momento que se va con los abuelos, tiene diez años y ella, Ántonia, unos pocos más. La relación oscila entre la admiración que siente por la chica ante su fortaleza y su manera de enfrentarse a las adversidades con el desapego crítico que le sobreviene en otros momentos hacia ella. Es una novela que refleja la dura adaptación de los inmigrantes a una tierra extraña y hostil. Se la considera una de sus mejores obras pero creo que me gustó más la tercera.
De esta última, José María Guelbenzu dijo que era perfecta. No sé si lo es, pero sí sé que me agradó mucho.  Se titula Una dama extraviada y se nos revela también a través de la admiración que siente el protagonista, Niel Herbert, por las maneras elegantes, refinadas y siempre amables de Marian Forrester. Desde casi un niño se muestra fascinado por la vida de un pionero del ferrocarril, el señor Forrester y, en especial, por su mujer. Pero él muere y la vida para ella se complica. Y, como suele suceder, una cosa es cómo te ven los demás y otra muy distinta, normalmente más humana, luego más imperfecta, cómo eres en realidad. La seguimos de cerca a través de los ojos de Niel y apreciamos  cómo la admiración que él le mostraba se tambalea ante algunas conductas de ella y ante la relación, que parece de sumisión, mantendrá con un abogado de escasos escrúpulos, un antiguo compañero de juego. La señora Forrester es un personaje real y, como tal, con claroscuros en una época en la que la lucha por sobrevivir se impone. Con tranquilidad, mucha sutileza y un ritmo aparentemente pausado pero que avanza con agilidad, presenciamos el proceso de idealización del ídolo y el consecuente derrumbe que siempre le sigue. Natural.
Al igual que Anne Tyler es una escritora de lo cotidiano y, como ella, absolutamente recomendable para quien quiera conocer la literatura americana y tener una amplia visión de ella.

26 comentarios:

  1. No conocía a la autora, pero entre que es estadounidense, el Pulitzer y lo que cuentas, la apunto rápidamente.
    Una entrada muy completa que es casi una artículo sobre la escritora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, más que hacer una reseña, pretendía narrar la biografía de la autora para el apartado Escritoras que tengo en el blog. Curiosamente, hoy, 17 de octubre, es el día de la mujer escritora. Un beso, Rosa, y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  2. Ana linares luis17/10/16 9:30

    Como siempre una reseña esclarecedora de tus lecturas,me parece una escritora interesante por lo que cuentas de sus novelas,y de ella ,me parece una mujer atractiva,y me despierta interés leer algo de ella.Gracias por tus opiniones y tu parecer sobre tus lecturas,muy buena reseña,clara,sencilla y atractiva.Un beso��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amiga, quizá en esta ocasión más que en reseñas quería centrarme en la vida, breve, de la escritora. De camino, para completar la visión de ella y darla a conocer mejor, informé sobre algunas de sus obras más importantes. Un beso, mi niña.

      Eliminar
  3. Estupenda esta triple reseña, pero aún mejor me ha parecido la semblanza que haces de su autora.
    Tal como cuentas, la vida de alguien que decide salirse de la norma y en aquellos años debió de ser muy dura. Cuando sé de personas que fueron tan valientes para elegir una forma de vida fuera de las convenciones, siento una gran admiración.
    En el caso de esta escritora, y gracias a tu(s) reseña(s), creo que la tendré en mente para próximas lecturas.
    Gracias por presentarme a una autora que desconocía y que se presenta muy interesante.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Kirke. Puse el acento en la biografía de la autora, pues era el centro de mi interés. Me alegro de haberla descubierto, pues escribe muy bien. Y, por supuesto, me satisface darla a conocer. Un beso, compañera bloguera.

      Eliminar
  4. Felicidades Ángeles por ser el día de la mujer escritora, y habernos regalado esta bonita e interesante biografía. La vida de WILLA CATHER, no debió ser nada fácil, me imagino lo que sufriría por verse muchas veces anulada y mal mirada por su condición. Gracias, hacía mucho tiempo que no escribías y hoy nos diste una sorpresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mari. Como siempre, me alegro de que te pases por mi blog. Es verdad que no estoy publicando mucho. Las fotos y los asuntos de clase me están absorbiendo mucho, pero creo que ya los estoy colocando en su sitio. Eso espero. Un beso grande, preciosa.

      Eliminar
  5. No conocía a esta autora, estabas en lo cierto, pero la semblanza de ella que has hecho me ha parecido la de una mujer que merece la pena conocer mejor, aunque solo sea literarimente hablando. Por lo que cuentas creo que sus novelas me gustarían, centradas en los personajes, las situaciones y las emociones más que en la acción. Siguiendo tu recomendación, si el tiempo me alcanza, comenzaré por la última de las novelas que reseñas.

    Un trabajo estupendo, Ángeles, ha sido un gustazo leerte. ¡Gracias!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia, es una buena decisión comenzar por esa. Espero que te guste tanto como a mí. Un beso y encantada de verte por aquí.

      Eliminar
  6. Hola querida amiga!!! De nuevo agradecerte que nos brindes con una magnífica reseña de esta escritora que no conocía. La tendré en la lista para leer prontito!!! Besos y felicitarte también por el día de la escritora!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz con esa felicitación, aunque no sé si soy digna de ella. Una dama extraviada es una buena y corta novela, ideal para devorar desde que puedas. Un abrazo, querida amiga.

      Eliminar
  7. felicidades Ángeles! Y muchas gracias por tu magnífica información,un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la felicitación, Azucena, aunque como le dije a Candi no sé si soy merecedora. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Un gran acercamiento me histe a una escritora que ni conocía. Un buen repaso sobre su vida y su lesbianisnos en una época difícil para tal elección, y tres reseñas que resumen más o menos de qué va su narrativa.
    Excelente entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Raúl, siempre me agrada verte por mi blog. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Yo, como muchos, no conocía a la autora ni sus obras, de las que me decanto por apuntarme la última porque es la que más me atrae, quizás porque me he quedado con la frase que has apuntado de que una cosa es cómo te ven los demás y otra cómo eres realmente.
    Respecto a la autora, también me ha llamado la atención eso de que no le interesaba el amor, porque ya estaba comprometida con la literatura. Dice mucho de la clase de persona que era, sin duda.
    Gracias por tan buen post, Angeles, ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buena elección inclinarse por la lectura de Una dama extraviada. Espero que te guste. Muchas gracias por acercarte a mi blog, Chelo. Siempre eres bienvenida. Un beso.

      Eliminar
  10. Muy buena reseña, Ángeles. De lo que cuentas , hay que resaltar la biografía que tenía esta señora...eso si que da para un buen libro. Creo que algunas personas lo han tenido más fácil para escribir...¿no te parece ?
    Respecto a la jubilación -- cuando toque-- de las escritoras-os, tranquila,seguro que con más tiempo se escribe mejor.
    Me apunto " Una dama extraviada " De la anterior reseña--Anne Tiler-- he conseguido el libro " Cuando éramos mayores ". Por cierto, que de mayor no tiene nada la protagonista de este libro.
    Un abrazo
    Miguel Zoraquiain

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Tienes razón con la protagonista de "Cuando éramos mayores", pero como decía Gila, todo depende de con quien se compare. Espero que te gusten los dos libros.En este caso, " Una dama extraviada" aunque es muy breve, tiene miga, y se lee con ligereza. Muy recomendable. Ya me dirás. Un abrazo, Miguel.

      Eliminar
  11. No te descubriré que no la conocía así que me ha encantado la reseña extensa que has hecho sobre ella y su vida, me ha parecido apasionante.

    Me parecen apasionantes las vidas de estas mujeres que rompían las normas y se atrevían a vivir cómo pensaban, bien por ellas.
    Hace un tiempo que me he dado cuenta que he leído mucho más novelas escrito por hombres que por mujeres y me toca ir equilibrando, así que una nueva adquisición en mi lista de escritoras a descubrir.

    Gracias por compartirla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Quería relatar una biografía, más que unas reseñas de libros, por eso se alargó tanto, aunque estoy intentando ser más moderada en extensión que en otras entradas más antiguas. Me agrada que desees leer libros de mujeres. Por eso inicié este modesto proyecto, con la idea de dar a conocer algunas. Un beso, Conxita.

      Eliminar
  12. gracias a gente como tu , conocemos gente como ella. felicitaciones angeles!

    ResponderEliminar
  13. Una escritora de lo cotidiano, como tú, Ángeles. y eso me gusta, ese saber detenerse en detalles aparentemente poco importantes pero más trascendentes de lo esperado. Gracias por tus recomendaciones y estudio. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerlo y comentarme, Balbi. Somos escritoras (en mi caso aspirante) de lo cotidiano. Quiero entender lo que ocurre en este mundo que me rodea. Un gran beso.

      Eliminar