Página de comentarios

Habilito este espacio para mis lectores, para que comenten lo que deseen sobre el blog en general o sobre cualquier entrada. Me encantaría que dejaran la huella de su paso por aquí. Nos imaginamos que nos sentamos  alrededor de esta mesa olvidada en invierno (que en Canarias son muy suaves) y hablamos. Muchas gracias por tu visita.




Consejo: para ir al fin de los comentarios mejor utiliza las flechas de la IZQUIERDA (versión web) para bajar y subir más rapido.

41 comentarios:

  1. Parece un mundo microscopio, casi marciano. Estupendas fotos. Estaría bien, te lo digo como aficionado muy verde a esto de la fotografía, que añadieras algún detalle técnico. No por copiarte, sino más bien por aprender algo, jaja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, te hago caso y rectifico la entrada añadiendo los detalles. Muchas gracias por pasarte por aquí, Gerardo.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Si yo empleo ese diafragma tan abierto y esa velocidad relativamente baja para el diafragma y sin trípode... me sale una caca (por decirlo finamente, que no me atrevo a poner la palabra que empieza por M). Debes de tener un buen pulso, Ángeles, para que no te salgan movidas las fotos.
    Por otra parte, me parecía que estaba viendo algas o algún organismo parecido en lugar de áloe vera. Cómo se distorsiona la imagen real cuando nos centramos en una parte concreta y olvidamos todo lo demás.
    Si te digo que yo tenía áloe vera en la jardinera de la terraza y se me estropeó. Fíjate si soy desastre, ni esa planta consigo que se mantenga.
    Enhorabuena por esas fotos tan chulas.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiza debí de haberle dado más velocidad para evitar la trepidación, y más teniendo en cuenta que mi cámara es DX (formato recortado), pero respiré hondo, sujeté bien las cámara y me puse en la postura más firme. Y no se movieron, jeje. Veo que eres más desastre que yo para cuidar las plantas.
      Muchas gracias, Kirke. Un beso.

      Eliminar
  3. Ana linares luis24/1/18 9:52

    Que mmaravilla de fotos las del aloe vera, las luces,los tonos,los colores,las formas.Me entusiaman, son preciosas todas y cada una de ellas.Enhorabuena,magníficas, un besote.�� ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi preciosa. Tú, como siempre, muy entusiasta con mis fotos. Un abrazo grande.

      Eliminar
  4. Menuda lección magistral nos has dado con tu post, Ángeles. No sabría qué foto elegir, quizás la que parece que, con el amarillo de fondo, sale el sol.
    A mí me encanta hacer fotografías pero no tengo tu técnica (ni tu cámara), ni de lejos, pero siempre he tenido esta afición.
    Por lo demás, como el aloe tiene tantas propiedades bien merece todas esas fotografías.
    Un placer para los ojos, sin duda.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Chelo, si yo soy novata. Apenas llevo dos años en la fotografía; bueno, llevo el tiempo de mi blog. Comenzamos juntos. Todavía me falta técnica y, lo más importante, gusto y creatividad. Pero me apasiona.
      Muchas gracias, guapa.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Jaja, es buena la frescura que da el verde. Un saludo.

      Eliminar
  6. Hola Ángeles. Estoy entré a comentarte desde el enlace. Dios Mío!!! Son increíbles!!! Nitidez, delicadeza, sencillez (no significa que no te costara hacerla), los colores perfectos!!! Me ha encantado!!!

    ResponderEliminar
  7. He tenido algún fallo en la redacción!!! Pero se entiende lo que quiero decir. Respecto al blog ya te he comentado lo impecable que me parece desde el punto de vista visual!!! El contenido muy interesante!!! Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, preciosa mía. Encantada de verte por aquí, me alegro mucho de que te gusten estas fotos. Un beso grande.

      Eliminar
  8. Hola Ángeles aunque con los detalles técnicos me he perdido porque desconozco qué significa usar un sigma, un focal o un macro o un raw sí te puedo decir que tus fotos me parecen preciosas. Me gusta ese poner la mirada en algo pequeñito y poder captar toda su magia pero imagino que ha de ser muy difícil. He disfrutado con las fotos y sí como a Chelo me resultaría de lo más complicado tener que elegir una porque hay muchas que me han parecido preciosas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Conxita, lo importante es que te agraden estas fotos, que haya logrado con una sola planta un poquito de estética. Un beso grande.

      Eliminar
  9. Una preciosidad las fotos de tu aloe, Ángeles. Me han encantado. ¡Gracias de nuevo por llenar de belleza el mundo de los blogs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, D. P., eres muy amable. Me alegro de que te gusten estas imágenes. Un beso cariñoso.

      Eliminar
  10. La parte técnica de la entrada no la he entendido porque yo apenas sé nada de fotografía, pero sí entiendo de lo que es bonito ¡y tus fotos de los aloes son preciosas! Como te dije en Facebook me encantan los tonos verdes, así que para mí es una gozada perderme en las imágenes que nos regalas. No creo que sean muchas, todo lo contrario :))

    Gracias por compartir tu trabajo con nosotros, Ángeles. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia, como siempre tan cariñosa. Muchísimas gracias por comentarme y me alegra que te gusten. Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  11. hermosas fotos y no quites ninguna!!!!! solo sabemos admirarlas , no conocemos de camaras, felicitaciones! abrazosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Buho. Encantada por tu visita. Abrazos.

      Eliminar
  12. Mi querida Ángeles, hoy no solo va la cosa de "técnica" sino que también de acertijos... ¿Dónde carajos hay que clicar para decir algo? :))))

    Fotografías bien hechas, con gusto y saber. Es lo tuyo amiga, y lo haces bien!

    Por mi parte, no muy "manitas", un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja.😃, has clicado bien. Yo me lío, tomo decisiones y no sé ver su dificultad a priori. Me estoy refiriendo a los comentarios y a mi intención de desligarlos de las entradas. No sé si es acertado o no. De cualquier modo, muchas gracias por tus amables palabras. Un beso.

      Eliminar
  13. ¡Hola Ángeles! Te comento respecto a tu última entrada "Sobre Ernesto Sabato, a propósito de El túnel".
    Desconocía los pormenores de todas esas contadicciones en que incurre este intelectual y me ha resultado interesante leerlas a modo de introducción a la obra que reseñas, que apunto porque si tú la recomiendas me fío de tu critero, con los más y los menos que señalas. pues yo también soy de entender las motivaciones de los personajes.

    Excelente y trabajado post.

    Un beso

    Pd: Perdona, no había forma de ponerte la A de tu nombre en mayúsculas ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Chelo, yo también los desconocías; de hecho, buscando información me topé con otras elogiosas de cuando murió o le concedieron el premio Cervantes (eliminaban sus opiniones y se centraban solo en sus últimos años de vida). En realidad, este texto sobre Sabato no lo concebí como una introducción, más bien quise que fuera el núcleo de la entrada y la novela la excusa, por eso no puse el acento principal en ella, pero no deseé obviarla. Quizá choque el formato porque la gente, en general, se centra más en describir o comentar una obra, cosa que está muy bien, pero yo siento especial interés por el ser humano que está detrás de esa obra.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  14. Hola Ángeles sobre tu entrada de Ernesto Sabato, a propósito de El túnel me ha gustado leer esos claro oscuros y es que comparto que se debe admirar las obras pero dejar en revisión al autor.

    Intento que mi opinión sobre el autor no me influya pero no siempre lo consigo y aunque leo a autores que no me gustan demasiado y reconozco que su obra es muy buena, me da pereza dedicarles mucho tiempo. Mira, contradicciones que tiene una.

    De todas maneras también me pregunto sobre la perfección, conozco a algunos ejemplares de personas que se creen que lo son y para nada porque todos tenemos muchas luces y también sombras, a algunos se les ven más pronto y otros saben enmascararlas pero todos tenemos, pero me parece incomprensible que un escritor tan reconocido hiciera ese tipo de comentarios porque hay sombras y sombras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Conxita, como bien dices que todos tenemos nuestras luces y sombras. Imagino que Ernesto Sabato tendrá aspectos muy positivos. Quizá otros fuentes los darían a conecer mejor. La pena es que sus declaraciones empañen lo positivo que encierre. Cuanto pase el tiempo éstas ya no producirán juicios negativos porque a los clásicos (si se convierte en uno de ellos) se les perdona todo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Juro que dejé un comentario en la entrada anterior, en la de las fotos de hojas y gotas. Al menos, lo escribí. Igual algo me interrumpió y no lo llegué a publicar.
    De Sabato solo recuerdo haber leído "El túnel" y no recuerdo que me gustara especialmente. Y tampoco recuerdo nada más. Es una novela que pasó por mí sin dejar mucha huella. Lo que no sabía es todo lo que cuenta acerca de la cambiante ideología del autor y esos coqueteos con la dictadura militar.
    Aparte de eso, yo creo que se debe separar la obra del autor, Cela no me gustaba como persona, pero "La colmena" y "La familia de Pascual Duarte" son obras maestras de la literatura (por poner dos ejemplos)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en lo que dices de Cela y esas dos novelas. Intenté otras, pero ya no me gustaron. Es verdad que hay que separar al personaje de su obra. A mí El túnel, pese a lo que dije, me gustó.
      Un gran beso, Rosa.

      Eliminar
  16. Hola Ángeles :)
    Me ha gustado tu entrada de Ernesto Sabato por lo rigurosa, porque he aprendido cosas y porque creo que está muy bien escrita. Tú has leído dos veces el libro, yo creo que no voy a leerlo ninguna.
    Y sí, estoy de acuerdo contigo: los autores, sean de la disciplina que sean, deben estar separados de su obra. Yo, si me dejo guiar por sus vidas, habría algunos que desecharía, y sin embargo me encantan.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual te gustaría, Julia. Se lee fácil y es muy corta. Me alegro de que te haya gustado esta entrada y hayas aprendido. Yo también al escribirla. Mis expectativas, satisfechas.
      Un abrazo, mi niña.

      Eliminar
  17. Hay muchas cosas que desconocía de Sabato (yo también le ponía acento en la primera "a"), no sabía de su querencia por las dictaduras, de hecho, que escribiera aquel "Informe Sabato" me hizo creer que estaba en contra, o puede que en los años ochenta le tocaba pensar así.
    Respeto las ideologías de cada uno (dentro de unos límites, claro) pero lo que no me supone respetable es esa fluctuación tan extrema, pasar del comunismo a defender una dictadura militar fascista indica, como mínimo, una falta de criterio que dice muy poco de quien actúa así, o puede que solo sea miedo, o afán de medrar y sacar tajada, no sé; yo tampoco me siento capacitada para juzgar a nadie.
    Me ha gustado esta entrada tan completa porque además de analizar "El túnel" y la vida política de su autor haces una exposición muy buena sobre la corriente del existencialismo, supongo que hablar de Filosofía es tu debilidad (y tu punto fuerte). También, esa reflexión sobre lo que supone la re-lectura me ha gustado mucho, y ese "No eres tú, soy yo" me ha encantado por todo lo que encierra cuando un lector se enfrenta a un libro.
    Leí "El túnel" creo que en el instituto, y si te soy sincera no me acuerdo de nada. Puede que vuelva a leerlo, será como si fuera la primera vez.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre el "Informe Sabato" las malas (o buenas, nunca se sabe) dicen que casi se apropió de su autoría (o los demás se lo adjudicaron a él) cuando solo escribió el prólogo. Como bien dices, yo tampoco me siento muy capacitada para juzgar a nadie, aunque crea que nunca diría o haría determinadas cosas. No sé.
      Se suele leer este libro en los institutos. Yo lo leí hace tiempo y no me acordaba de nada. Me alegro volver a leerlo y colocarlo en su sitio.
      Muchas gracias, Paloma. Un beso grande.

      Eliminar
  18. Magníficas fotos,... todas sin excepción. Lo que más me gusta es su textura.

    ResponderEliminar
  19. El enlace me deriva aquí..., que no tengo muy claro si es el espacio adecuado para mis palabras sobre Sabato.

    “...es excesivo que dijera del dictador (tras una comida que mantuvieron, en la que también participó Borges, dos semanas después de que el régimen hubiera secuestrado al escritor Haroldo Conti) que “Se trata de un hombre culto, modesto e inteligente. Me impresionó la amplitud de criterio y la modestia del presidente”. Es curioso que como intelectual público no adivinara que sus palabras serían recordadas y analizadas con detalle. Se dice que él no preguntó por Haroldo Conti y que la comida fue un gesto político para ofrecer una buena imagen del régimen.”


    Largo relato, que he leído con interés dado el tema y su autora que, sin haber conocido nada de Sabato, es una rama de lectura que no llegó a mí, sorprenden esas fluctuaciones de criterio "político"...

    -¿Criterio político dice?...
    -Bueno, es un decir. Reconozco que tras la lectura ya desde el principio, y aunque pueda parecer "superficial", ya me quedó claro por donde iban los derroteros de este personaje...
    -¡Explíquese!
    -Lo intentaré… ¡Sin serlo, que seguro que no es, pareciera que un “plato de lentejas” tuviese más valor que la acción de secuestro!

    Abrazos Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es el enlace adecuado. Me alegro de que lo hayas leído con interés. Es verdad que es largo pero tampoco publico con muchas frecuencia. Un abrazo, Ernesto.

      Eliminar
  20. hola Angeles! que decirte como argentinas que somos? tu entrada magnifica, nuestras felicitaciones!! en cuanto al escritor, no nos gusta , la obra creo haberlo leido en la escuela y lo contado por ti, no me refresca nada, asi que seguro no dejo huella,y sobre sus palabras mejor ni opinar, facilmente olvidable como persona!! si nos gustaron bastante los cuadros pero pesa mucho la persona tras ellos, nuestras disculpas por ello.Gracias y felicitaciones de nuevo, abrazosbuhos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, ustedes son argentinas y habrán oído comentarios sobre Ernesto Sabato. La obra se suele recomendar en los institutos, también en los de Canarias . No es mala novela, me gustó, pero si no les atrae o tienen otros proyectos de lecturas, se entiende.
      Un abrazo, Buhos, encantada por la visita.

      Eliminar
  21. Si tuvieras suerte( es un decir ), de tener mala memoria, siempre te parecerían las novelas como no leídas y te evitarían, ese tu o ese yo, jeje. Que conste, que eso nos suele pasar a muchos y no te puedes hacer una idea lo bueno que es.
    No sola pasa en la juventud, ¿ cuantos autores ,conocemos que en su madurez han cambiado de ideología ? Aquí, en España, sin ir más lejos. Intelectuales, muy arraigados con la República, y luego tan felices con el Dictador. No me extraña que te cause tanto asombro y no entiendas las circunstancias. Sobre las contradicciones de los inlelectuale, quien no se cansó de hablar fue Sartre. Por cierto, muy mitificado y luego muy criticado por los mismos.
    En tu reflexión sobre el existencialismo de la novela, estoy totalmemte de acuerdo . Sobre ese nihismo que parece contener su argumento, estarían de acuerdo Sartre y mi estimado Camus ( aunque él no se consideraba existencialista ).
    No deja de asombrarme lo duros que sois los escritores en cuanto al lenguaje, entre vosotros .Ya sabes , que a los que somos lectores comunes eso no se nos está permitido( hay un acuerdo tácito ). Podemos criticar si nos gusta más o menos el argumento, pero en cuanto a la gramática, excepto saber en que persona habla el narrador,lo demás,no procede y me parece muy bien. Ya me imagino, que todos los escritores, preferís al lector cómplice que al lector hembra. Lo veo muy natural. Pero yo no me creo que soy ni uno ni otro. En qué categoría nos pondrían a los que leemos por puro placer?
    Como siempre, un lujo poder entra y comentar en esta casa.
    Un fuerte abrazo, Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con lo que dices de Sartre. Tan mitificado fue que formó parte, durante años, de los planes de estudio del COU y de la Selectividad. Luego quedó en el olvido. Y lo lamento; aunque el personaje no concite todas las simpatías, el existencialismo como filosofía moral me interesa mucho y creo que le aportaría unas buenas bases al alumnado.
      El lenguaje me interesa por el deseo que me domina de intentar escribir bien; sin embargo, cometo fallos y a veces soy incapaz de escribir una frase con sentído. Por eso me fijo y me gritan en las novelas los errores.
      Lo del lector hembra fue una majadería machista de Cortázar. Luego se disculpó. No sé si dijo esa expresión "lector hembra" para adelantarse al juicio negativo de aquellos (hombres y mujeres, pasivos o activas) a quienes su novela Rayuela les parezca que roza lo infumable, porque, sencillamente, buscan una historia que les entretenga y Rayuela eso no ofrece. Allá él con sus estereotipos.
      Yo creo, como tú, que en primer lugar hay que leer por placer. Ya todo lo demás, vendrá asociado.
      Muchas gracias por tu comentario, Miguel. Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Muchas gracias por comentarme. Un saludo.